Buscar
  • GVAS

¡DECISIONES!

Recomendaciones para elegir una carrera universitaria


Por Fabio Vargas, profesor y orientador Green Valley Atenas School



Una decisión madura sobre opciones universitarias presupone ciertas condiciones indispensables:


Conocimiento personal. Esto se refiere no solamente a preferencias personales, sino también al conocimiento sobre las habilidades personales (mecánica, creativa, física, numérica, espacial, etc) y valores (económico, social, cultural, estético, etc) que iluminan nuestras decisiones.


Autonomía. Una decisión personal sólo tiene sentido cuando la persona es libre de analizar y evaluar opciones, para finalmente optar por lo que considera mejor. Las presiones externas o indecisión marcada pueden afectar el proceso.


Conocimiento profundo del menú de opciones. Se requiere un examen exhaustivo de las instituciones, carreras, mercado de trabajo presente y futuro, etc. Este conocimiento se obtiene no solamente a través de literatura y medios digitales, sino también mediante la comunicación con profesionales en diferentes áreas.


Análisis realista de los medios disponibles para iniciar el proceso de estudios universitarios. Esto incluye los recursos económicos disponibles y el rendimiento académico obtenido hasta el momento. Para el aspecto económico hay opciones diversas que se pueden sopesar, además de los recursos familiares: becas, préstamos estudiantiles, etc. En lo que respecta al rendimiento académico, es importante tener una perspectiva clara de las debilidades y fortalezas de la persona, tratando de explotar el talento personal.


Un año sabático para el estudiante es también una opción, siempre y cuando sea una opción planeada y con objetivos claros. Aprender una lengua extranjera, realizar una experiencia de trabajo o explorar nuevas culturas puede añadir una gran riqueza a las opciones de un joven.


La guía de los padres y profesionales con experiencia en el campo será una contribución invaluable. Al final de cuentas, sin embargo, es importante tomarse el riesgo e intentarlo con los recursos disponibles. Lo importante es mantenerse activo con una actitud positiva y optimista. Siempre es posible realizar ajustes a medida que se avanza: una decisión equivocada es preferible a la inacción.





59 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo